APOCALIPSIS (PARTE 16)

XIII – CAPITULO 16:

LAS SIETE COPAS DE LA IRA DE DIOS


Los juicios de Dios comenzaron con los siete sellos, luego las siete trompetas y por último vendrá lo peor, las siete copas de la ira de Dios. Las dos primeras series de juicios, se producirán en la primera mitad de la Gran Tribulación y las copas de la ira de Dios se producirán en la segunda mitad.

La primera copa Ap. 16:1-2. Apocalipsis 16:1-2. La primera copa causa gigantescas heridas (úlcera maligna y pestilente)  en los que rechazaron a Cristo y aceptaron en cambio, la marca de la bestia lo que significa que la adoran.

La segunda copa Ap. 16:3. Apocalipsis 16:3. La segunda copa es derramada sobre el mar, volviéndolo “en sangre como de muerto; y murió todo ser vivo que había en el mar”. (Figura 26)

La tercera copa Ap16:4. Apocalipsis 16:4. La tercera copa vuelve a los ríos y otras fuentes de agua, en sangre (juicio especialmente justo porque la gente que quedó ha matado a muchos santos de la Tribulación).

La cuarta copa Ap. 16:8-9. Apocalipsis 16:8-9. La cuarta copa intensificará el color del sol hasta que los impíos hombres blasfemen el nombre de Dios, por lo que toda la capa de ozono será dañada por la llama y el calor del sol.

La quinta copa Ap. 16:10-11. Apocalipsis 16:10-11. La quinta copa causará que las tinieblas cubran el trono del anticristo  y todo su reino. Las heridas seguirán sin mejorar, produciendo tal agonía que los hombres morderán sus lenguas debido al dolor y blasfemarán a Dios rehusando arrepentirse.

La sexta copa Ap. 16:12-16. Apocalipsis 16:12-16. La sexta copa envía espíritus demoníacos mentirosos a los reyes de todo el mundo para reunirlos “a la batalla que aquel gran día del Dios Todopoderoso” más popularmente conocida como la batalla del Armagedón.

El resultado fue que el río Eufrates se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes de oriente.

El río Éufrates tiene una importancia especial en la historia de la raza humana y de la profecía bíblica, veamos:

6.1- Era uno de los cuatro ríos que bordeaba o regaba el Huerto de Edén. Gn.2:14.

6.2- Era la frontera oriental de la Tierra Prometida. Gn. 15:18; Dt. 1:7.

6.3- Es la frontera natural entre Oriente y Occidente.

6.4- Al sonido de la sexta trompeta serán desatados cuatro poderosos demonios que están atados junto al río Éufrates y saldrán al frente de 200 millones de demonios que salen del abismo para matar la tercera parte de la población del mundo.  Ap. 9.14.

6.5- Al ser derramada la sexta copa, el río Éufrates se seca, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente. 

 

¿Quiénes son estos reyes de oriente?

Al oriente de Israel hay muchas naciones grandes y poderosas, como China, Japón, India y otras; todas tan anti-cristianas y anti-judías como lo es el Anticristo, y como lo serán en ese tiempo todas las naciones de Europa y doquiera llegue la influencia del Anticristo y del Falso Profeta.

 

Las trompetas                        Recibe el juicio                              Las copas

8.1–7                                      La tierra                                         16.1, 2

8.8, 9                                      El mar                                            16.3

8.10, 11                                   Los ríos                                         16.4–7

8.12, 13                                   Los cielos                                      16.8, 9

9.1, 2                                       La humanidad                               16.10, 11

9.13–21                                    El ejército / Éufrates                     16.12–16

11.15–19                                  Las naciones en ira                      16.17–21

(Séptimo paréntesis: )

Entre los versículos  del 13 al 15 está el séptimo paréntesis del libro de Apocalipsis, después que Juan ve seco el Éufrates, se le permite ver una escena tenebrosa, una especie de reunión de emergencia de la cumbre entre la diabólica trinidad:  El Dragón-Satanás, la Bestia-Anticristo y el Falso Profeta, los cuales envían espíritus demoníacos mentirosos a los reyes de todo el mundo para reunirlos “a la batalla que aquel gran día del Dios Todopoderoso” más popularmente conocida como la batalla del Armagedón.

La séptima copa Ap. 16:17-21.

Su resultado fue:

7.1- Salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está.

7.2- Hubo relámpagos y voces y truenos.

7.3- Un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande cual no lo hubo desde que los hombres han estado sobre la tierra.

7.4- La gran ciudad fue dividida en tres partes. (La ciudad de Jerusalén).

7.5- Las ciudades de las naciones cayeron, o sea, fueron destruidas.

7.6- La gran Babilonia vino en memoria delante de Dios.  Este es el octavo paréntesis (Ap.17) del libro, breve por cierto, para decir que “Dios le dará el cáliz del vino del ardor de su ira.

7.7-Toda isla huyó (desapareció) y los montes no fueron hallados, o sea que habrá una transformación del planeta.

7.8-Y cayó del cielo sobre los hombres un grande granizo, como del peso de un talento. Cada piedra de granizo con un peso de casi 40 Kilos o 90 libras.

En resumen, esta séptima copa acarrea el juicio del Dios Todopoderoso que destruye a todo el sistema mundial y juzga severamente a todos los hombres no salvados. Pero aunque caen enormes granizos, los degenerados siguen negándose a arrepentirse. Este juicio es tan devastador que prepara al mundo para la venida de Cristo a establecer su reino terrenal.

 

Este material ha sido recopilado  y preparado por el Pastor Luis M. Hidalgo .  Usted puede encontrarlo en formato PDF seguidamente solo debe dar click al enlace: Apocalipsis (Parte 16) También puede encontrar más material de estudio en manriquito.wordpress.com.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>