APOCALIPSIS (PARTE 12)

IX – CAPITULO 12:

LA MUJER Y EL DRAGON (5º paréntesis):

El capítulo doce es el quinto paréntesis que detiene la continuidad del relato de la serie de juicios.  Es como un recuento explicatorio desde el punto de vista del cielo.  Ocurre después de la séptima trompeta y está conectado directamente con Israel, y específicamente con la apretura de Jacob Jer. 30:7.  Es a este tiempo que Jesús se refirió en el sermón profético, cuando dijo:  Habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.” Mt. 24:21.

El profeta Daniel en el capítulo 9:23-27 dice que Israel firmará un pacto de amistad y protección con el Anticristo por siete años, es decir, desde que comienza la semana número 70 de la profecía de Daniel con respecto a Israel.

A la mitad de la semana, o sea a los tres años y medio, al Anticristo ya le estorbará la nación de Israel para él poder endiosarse y en consecuencia rompe el pacto con Israel, entra al templo de Jerusalén produciéndose “la abominación desoladora de que hablo el profeta Daniel. (Mt. 24:15) y comienza la encarnizada persecución contra Israel, y para estos días el Señor en su misericordia dará a sus dos testigos que profeticen por  mil doscientos sesenta días.

 

1- Vestida del sol con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas:

Esta mujer representa a la nación de Israel, la cual es llamada esposa de Dios en Isaías 54:1-6, Jer. 3:20, Os. 2:14-18.

Las descripciones la identifican, recordemos el sueño que José contó a su padre Jacob en el sentido de que el sol, la luna y once estrellas se inclinarían hacia él y Jacob lo interpretó, y dijo:  ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti? Así sucedió Gn. 37:9-11.

 

2- El gran dragón escarlata:

Este aparece como una gran señal, es un monstruo que tenía siete cabezas que pueden representar los siete imperios gentiles opresores de IsraelEgipto, Asiria, Babilonia, Medo-Persa, Grecia, Roma, Roma Revivida y el octavo que es el Anticristo Ap. 17.8-11. El verso nueve lo identifica como Satanás.

La mención de la cola que “arrastra la tercera parte de las estrellas del cielo”, es una inferencia de que cuando Lucifer se rebeló, arrastró la tercera parte de los ángeles.

 

3- Dio a luz un hijo varón:

“Un hijo, un varón,” como lo expresa el original.  Aquí hace énfasis especial de que el hijo es varón.  ¿Quién es este varón? Por la descripción queda bien clara su identidad. Is.9:6  “Regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.”  En el Sal. 2:7-9 y en Ap. 19:11-15 nos habla de esto también; por lo que nos es muy fácil saber que no es otro que nuestro Señor Jesucristo (arrebatado para Dios y para su trono).

En esta señal el hijo que nace es Cristo, pero la mujer que da a luz no es María, ella sólo fue un instrumento para proveer la naturaleza humana del Mesías. La interpretación más aceptada es que esta mujer representa a la nación de Israel, de donde nació el Mesías.

 

Hay varios eventos registrados en el AT donde hubo intentos de destruir la línea de la cual habría de nacer el Cristo:

  • Caín mata a Abel, pero Set es levantado (Gn. 4)
  • Faraón ordena matar a los bebés varones (Ex. 1:15)
  • Saúl trata de matar a David (1 Sam. 18:11)
  • Cuando Atalía procedió a destruir toda la familia real (2 Reyes 11:1)
  • Amán trata de matar a los judíos pero interviene Ester (Est. 3:6, 7:3)

Hay también varios otros puntos en el AT en los que la línea que conducía al Mesías podría haber sido rota (Hendriksen):

  • Cuando Dios destruye a la gente de la tierra pero salva a Noé
  • Sara no puede concebir, pero el niño del milagro, Isaac, nace
  • El Señor ordena que Isaac sea sacrificado pero luego provee un sustituto
  • Rebeca, la esposa de Isaac, era infértil, pero concibe
  • Esaú amenaza matar a Jacob por robarle su derecho de primogenitura, pero al final no lo hace

4- Miguel. 12: 7 – 12:   

4.1- Judas en su breve epístola llama arcángel a “Miguel” (v.9).

4.2- Arcángel significa primero, principal o sea que Miguel es principal entre los ángeles.

El arcángel Miguel es el defensor de la nación de Israel. Dn. 10.21; 12:1, y ahora a mitad de la semana número 70, éste toma la iniciativa e invade el dominio del dragón y lo desaloja definitivamente del cielo, del espacio desde donde maquinaba y controlaba sus tenebrosas actividades

 

5- Persecución de Israel. (12:13,14):

Habiendo sido Satanás lanzado a la tierra y no pudiendo combatir con nadie en el espacio, se entrega desesperadamente a la persecución de la mujer de quién nació el Hijo Varón, o sea el Mesías, pero a la mujer le son dadas alas de gran Águila, lo que simboliza la ayuda y la protección rápida y sobrenatural  de parte de Dios para Israel. (Isaiás 59:19; Jer. 30:7; Zac. 12:10. Posiblemente la tercera parte se salvará, y moriran las otras dos terceras partes (Zac. 13:8,9).

Apocalipsis 12: 14 – donde es sustentada por un tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo - Este es el mismo período que es cuidada en el v. 6 que dice: “Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí se sustenten por mil doscientos sesenta días” (1260 días), es decir tres años y medio, o 42 meses, o 1260 días. Ver también Ap. 11:2 y 13:5 para períodos similares.

 

6- El río: (v.15,16):

Al verse burlado, Satanás sigue en su persecución contra la mujer e intenta un último ataque para no permitir que la mujer se salve. Abre su boca y arroja de ella agua como un río y la lanza sobre la mujer para que no escape, mas una vez más Dios interviene, la tierra se abre y se traga el agua, ayudando así a la mujer a retirarse a otro lugar.  

 

7- El Tiempo:

La constante tribulación de Israel en el Antiguo Testamento sirve de modelo para la necesaria tribulación de la Iglesia en el Nuevo Testamento. No solo Jesús habla de la tribulación presente (Jn 16.33); Pablo también comprende la brevedad del tiempo y ve la aflicción final irrumpiendo en el presente.

Apocalipsis 1.9, escrito al final del primer siglo, manifiesta la convicción de que la tribulación ya ha comenzado. El sufrimiento del apóstol Juan y de las iglesias, el trabajo de Satanás y el sufrimiento que aun vendrá en breve son pasos hacia la gran tribulación (Ap 3.10; 7.14).

La distinción básica entre la comprensión judía y la cristiana de la tribulación escatológica es, entonces, el hecho de que ésta es aún futura para el judaísmo, mientras que ya ha comenzado para los cristianos. Esta constante de más de diecinueve siglos irá en aumento, hasta que la tribulación final sea una demostración del «justo juicio de Dios» (2ª Tes. 1.5s).

 

8- Propósito:

Según la mayoría, dos elementos que no deben confundirse conforman la gran tribulación: tribulación de manos del anticristo y la manifestación de la ira de Dios. A la luz de esto, dos propósitos se ponen de relieve:

8.1- Preparar a Israel para recibir a su Mesías. La profecía de Jeremías 30.7 aclara que la llegada de este tiempo tiene particular referencia a Israel, porque es «tiempo de angustia para Jacob» (cf. Mal 4.5s).

8.2- Derramar juicio sobre los hombres y naciones incrédulos (Ap 3.10; 14.8), aunque todavía no es el juicio final.

 

Este material ha sido recopilado  y preparado por el Pastor Luis M. Hidalgo .  Usted puede encontrarlo en formato PDF seguidamente solo debe dar click al enlace: Apocalipsis (Parte 12) También puede encontrar más material de estudio en manriquito.wordpress.com.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un comentario de “APOCALIPSIS (PARTE 12)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>