La Naturaleza de Los Angeles

LA NATURALEZA DE LOS ANGELES SANTOS

(GÉNESIS 18:1-5)

I. INTRODUCCIÓN

Nos rodea un mundo espiritual más poblado, poderoso y de mayores recursos que el mundo de los humanos. Los espíritus, buenos y malos, andan entre nosotros (2 Samuel 14:20; Salmos 103:20; Efesios 6:12; Hebreos 12:22). Con la velocidad de la luz y sin hacer el menor ruido pasan de un lugar a otro. Habitan el espacio que nos circunda. Sabemos que algunos de ellos están interesados en nuestro bienestar (Salmos 91:11; Daniel 6:22; Hechos 5:19) y otros para hacer daño a la humanidad (Génesis 3:4,5; 1 Samuel 16:14; Marcos 5:2,3,5; Apocalipsis 12:9,10).

Los escritores inspirados descorren la cortina y nos proporcionan un vislumbre de este mundo invisible, con el objeto de que seamos instruidos, animados y advertidos (2 Pedro 1:19).

Puesto que nosotros, los redimidos, tenemos que tratar con los ángeles santos, nos interesa estudiar todo lo posible acerca de ellos (Hebreos 12:22; Apocalipsis 4:8; 7:11).

Los ángeles ocupan un lugar tan prominente en las Sagradas Escrituras, que son mencionados ciento ochenta (180) veces en el Antiguo Testamento y ciento sesenta y cinco (165) en el Nuevo Testamento. Nuestro amado Señor Jesucristo hablaba con frecuencia de los ángeles santos (Mateo 13:41; 18:10; 26:53; Lucas 15:10).

II. LA NATURALEZA DE LOS ANGELES


A) Son seres creados.

  1. Fueron creados por Dios antes de la creación del mundo, la tierra y el hombre (Nehemías 9:6; Job 38:6,7; Colosenses 1:16)
  2. En varios lugares de la Biblia se les llama hijos de Dios (Job 1:6; 2:1).

 

B) Son espíritus.

  1. Se describe a los ángeles como espíritus, porque a diferencia del hombre, no están limitados por las condiciones naturales o físicas. Aparecen y desaparecen a voluntad y viajan con rapidez inimaginable sin empleo de madios naturales (Salmos 104:4; Lucas 2:13; Apocalipsis 20:1,2).
  2. Aunque son puramente espíritus, tienen la capacidad de asumir la forma humana con el objeto de que su presencia sea visible para el hombre (Génesis 19:1-3; Juan 20:12; Hechos 1:10,11).

 

C) Son inmortales – no están sujetos a la muerte. (Lucas 20:35,36).

 

D) Son numerosos – las Sagradas Escrituras nos enseñan que el número es muy elevado (Deuteronomio 7:9,10; Mateo 26:53).

 

E) Son asexuales – se describe a los ángeles como si fueran varones (Génesis 18:2; Marcos 16:5), pero en realidad son asexuales, es decir, no se propagan o reproducen (Lucas 20:34,35).

 

III. LA MORADA DE LOS ANGELES

El cielo es el hogar de los ángeles. La Biblia está llena de referencias que prueban que viven en el cielo (2 Crónicas 18:18; Daniel 7:9,10; Marcos 12:25; Apocalipsis 5:11).

 

Este material doctrinal ha sido recopilado y preparado por el Pastor Luis M. Hidalgo .  Usted puede encontrarlo en formato PDF seguidamente solo debe dar click al enlace: La Naturaleza de los Angeles Santos También puede encontrar más material de estudio en manriquito.wordpress.com.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>