El Origen del Hombre

EL ORIGEN DEL HOMBRE

GENESIS 1:26,27; 2:7,15-25

 

I. INTRODUCCION

Dios hizo al hombre como corona de la creación (Génesis 1:28). El hecho de que los miembros de la Trinidad hablaron entre sí (Génesis 1:26) indica que éste fue el acto transcendental y la consumación de la obra creadora.

Dios creó al hombre tanto para ser del mundo espiritual como del terrenal, pues tiene cuerpo y espíritu (Génesis 2:7).

El cuerpo del hombre fue formado del polvo de la Tierra, igual que el de los animales (Génesis 2:7,19; 3:19), lo cual nos enseña que se relación con las otras criaturas. La ciencia ha demostrado que la sustancia de su cuerpo contiene los mismos elementos químicos del suelo. Su nombre en hebreo, “Adam”, (hombre – Génesis 2:19,20) es semejante a “Adana” (suelo). Sin embargo, no hay eslabón biológico entre el hombre y los animales. Se usa la palabra “Bara” (crear algo sin precedente), que indica que su creación fue algo especial (Génesis 1:27).

 

II CREACIÓN ESPECIAL

a)    La biblia enseña con claridad la doctrina de la creación especial, lo cual significa que Dios hizo a cada criatura según su especie (Génesis 1:21).

 

b)    Creó las diversas especies y luego las dejó que se desarrollaran y progresaran de acuerdo a las leyes de su especie o ser (Génesis 1:25,25).

 

c)    La distinción existente entre el hombre y las criaturas inferiores queda evidente en la declaración: “Creó Dios al hombre a su imagen” (Génesis 1:26,27).

 

III. LA TEORIA DE LA EVOLUCIÓN

a)    Contraria a la doctrina de la creación especial figura la teoría de la evolución, la cual nos enseña que todas las formas de vida nacieron de una forma y que las especies superiores se desarrollaron de las inferiores, de manera que, por ejemplo: el caracol se convirtió en pez, el pez en reptil, el reptil en ave y pasando rápidamente, el mono se convirtió en ser humano.

 

b)    Los evolucionistas buscan vincular al hombre con la creación de los animales (brutos); mas el Señor Jesucristo vino a este mundo a fin de vincular al hombre con Dios. Tomó sobre sí nuestra naturaleza a fin de glorificarla para un destino celestial (Efesios 2:6).

 

IV. LA NATURALEZA DEL HOMBRE

Los informes detallados del segundo capítulo del libro de Génesis son muy importantes para enseñar la naturaleza del hombre y como su cuerpo fue formado del polvo de la tierra (Génesis 2:7). Allí es claramente enseñado que su cuerpo no fue derivado de ninguna forma inferior de vida animal.

Este segundo capítulo es igualmente claro respecto del origen del espíritu del hombre. El espíritu del primer hombre no fue por ningún procedimiento de evolución derivado de ningún espíritu de bestia o demonio, sino que fue una creación directa de Dios, fue comunicado por Dios.

El primer hombre fue el más alto y noble de su género, por haber sido un ser salido de las manos de su Creador, creado recto, en justicia, conocimiento, verdadera santidad y maravillosamente dotado (Génesis 1:26; 2:7,19-23). No sólo era superior al salvaje, rudo e ignorante, sino al tipo más alto de la presente civilización.

 

V. LA TRINIDAD DEL HOMBRE

 

A)   El hombre compuesto de dos sustancias (Génesis 2:7).

  1. La sustancia material o su cuerpo (dicotomía)
  2. La sustancia inmaterial o su alma (dicotomía)

 

B)   El hombre compuesto de tres sustancias (1 Tesalonicenses 5:23; Hebreos 4:12)

  1. Espíritu
  2. Alma
  3. Cuerpo

C)   El espíritu y el alma representan dos partes de la sustancia inmaterial del hombre:

  1. Aunque separados, el espíritu y el alma no son separables.
  2. Están íntimamente relacionados. Los vocablos espíritu y alma se emplean con frecuencia en forma intercambiable.

a)    Eclesiastés 12:7

b)    Apocalipsis 6:9

c)    Mateo 10:28

d)    Santiago 2:26

 

D)   Aunque se intercambian con frecuencia en el uso, los términos espíritu y alma tienen distintos significados, a saber:

  1. El alma es el hombre visto con relación a su vida presente.

a)    Apocalipsis 6:9,10

b)    Apocalipsis 20:4

  1. El espíritu es el vocablo común que se emplea para describir a los que han pasado a la otra vida.

a)    Lucas 23:46

b)    Hechos 7:59

c)    Hebreos 12:23

d)    1 Pedro 3:19

 

E)   El alma y el espíritu humano no son idénticos.

  1. Son divisibles, aunque no se pueden separar (Hebreos 4:12).
  2. El espíritu es la parte del hombre que conoce, que le relaciona con la creación y le hace consciente de Dios.

a)    1 Corintios 2:11

b)    Job 32:8

c)    Salmos 18:28

d)    Proverbios 20:27

 

  1. El alma es la parte del hombre lo hace consciente de sí mismo. Es el asiento las emociones, de los deseos y afectos y de la voluntad activa. El YO.

El alma es el término equivalente a la palabra hebrea “Nepech” (“Nefesh”) y la griega “Psuche”, lo que ambas significan en su origen aliento (Génesis 2:7).

El alma es el principio vivificante e inteligente que anima el cuerpo humano, empleando los sentidos corporales como sus agentes en la exploración de las cosas materiales y los órganos corporales para expresión de sí misma y comunicación con el mundo exterior; debe su existencia al hálito sobrenatural del Espíritu de Dios. La podemos describir como espiritual y viviente, puesto que procede de Dios; la describimos natural, ya que opera por medio del cuerpo. Sin embargo, no debemos pensar que el alma es parte de dios, puesto que el alma peca (1 Pedro2:11; Proverbios 19:16). Es más correcto afirmar que es el don y obra de Dios (Zacarías 12:1).

 

VI. CUATRO DISTINCIONES

A)   El alma distingue la vida del hombre y de la bestia de las cosas inanimadas y también de la vida inconsciente de las plantas (Génesis 1:11,24; 2:7).

 

B)   El alma distingue al hombre de los animales. Veamos:

  1. Los animales tienen alma terrenal que perece al morir el cuerpo (Génesis 3:21).
  2. El alma del hombre es de una cualidad diferente, puesto que está vivificada por el espíritu humano (Salmos 42:1,2).
  3. Los animales tienen vida vegetativa y sensitiva; el hombre tiene vida vegetativa y sensitiva, intelectual y moral.

a)    Génesis 1:28

b)    2 Reyes 17:12,13

c)    Génesis 2:20,23

 

C)   El alma distingue a un hombre de otro y forma de esa manera la base de la individualidad.

 

D)   El alma distingue al hombre no sólo de los órdenes inferiores, sino también de los órdenes superiores de la vida.

 

No hallamos referencia alguna con respecto al alma de los ángeles (Hebreos 1:14; 2:7)

 

 

VII. EL CUERPO HUMANO

A)   Nombres que aplican al cuerpo:

  1. Casa terrestre, edificio (2 Corintios 5:11)

Es una casa terrestre en la cual el alma peregrina del hombre habita durante el viaje de aquí a la eternidad. En la muerte se desarma esa casa terrestre o tabernáculo y el alma parte entonces (comparar Isaías 38:12 con 2 Pedro 1:13).

  1. unda o vaina (Daniel 7:15)

El cuerpo es la funda o vaina del espíritu. La muerte equivale a sacar la espada de la vaina.

  1. Templo (1 Corintios 3:16; 6:19)

Un templo es un ligar consagrado por la presencia de Dios, o sea, donde el Dios omnipresente es localizado (Exodo 3:5; Job 5:14,15).

 

B)   ¿Cómo las Sagradas Escrituras consideran el cuerpo?

  1. Obra de Dios para ser presentado a Dios (Romanos 12:1).
  2. Usado para la gloria de Dios (1 Corintios 6:20).
  3. Es terreno (1 Corintios 15:47) y como tan un cuerpo de humillación (Filipenses 3:21).
  4. Está sujeto a la enfermedad y a la muerte (1 Corintios 15:53).
  5. Será transformado y redimido (Romanos 8:11; 2 Corintios 5:2).

 

Este material doctrinal ha sido recopilado y preparado por el Pastor Luis M. Hidalgo .  Usted puede encontrarlo en formato PDF seguidamente solo debe dar click al enlace:  El origen del Hombre“.  También puede encontrar más material de estudio en manriquito.wordpress.com.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>