VOCACION MINISTERIAL

Vocación Ministerial
Marcos 3:13-18

Introducción:
Cuando se habla del ministerio, una de las preguntas que surge es, ¿Qué es? ¿Cómo se explica? La persona que se siente atraída a esta vocación se verá en ocasiones confrontada ante varias interrogantes: ¿Por qué estoy dentro del ministerio? ¿Qué área del ministerio cautiva mi interés? ¿Cómo me sentiría si abandonase el ministerio? Por lo tanto, veamos lo que es el ministerio.

Desarrollo:

I. Una vocación divina.

  1. Del llamamiento de los apóstoles, San Marcos nos dice que Cristo: “Llamo a sí a los que él quiso” (Marcos 3:13)
    1. Cristo fue el de la iniciativa.
    2. No fue una elección personal.
    3. Pablo se consideró escogido para el ministerio desde el mismo vientre de su madre:
      1. “Pero cuando agrado a Dios, que me aparto desde el vientre de mi madre, y me llamo por su gracia”. (Gálatas 1:15)
      2. “Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el Evangelio de Dios” (Romanos 1:1).
      3. “Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios…” (I Corintios 1:1)
      4. En el caso del profeta Jeremías encontramos:
        1. Que Dios lo llamo desde el vientre de su madre: “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifique, te di por profeta a las naciones” (Jeremías 1:5)
        2. Que el considero su ministerio como una seducción divina: “Me sedujiste, oh Jehová, y fui seducido; mas fuerte fuiste que yo, y me venciste…” (Jeremías 20:7)
        3. De hecho, todos los grandes líderes de Dios dieron testimonio de haber sido llamado directamente por Dios:
          1. Moisés escucho la voz que le dijo: “Ven, por tanto, ahora, y te enviare a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel” (Éxodo 3:10)
          2. Josué también escucho la voz que le asignaba una tarea: “Jehová hablo a Josué, hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel” (Josué 1:1,2).
          3. Isaías de la misma manera fue llamado: “Anda, y di a este pueblo…” (Isaías 6:9)
          4. La grandeza del ministerio consiste, precisamente, en que tiene su origen en Dios.
            1. Si Dios es el que escogen sabe por qué lo hace; Él no se equivoca.
            2. Esta divina elección le da dignidad y seguridad al ministerio.

II. Una Vocación definida.

  1. El ministerio consiste en un llamamiento definido del cual no hay dudas.
  2. Es tan definido que es visto, como una misión única a la cual uno se entrega en cuerpo y alma.
  3. Así ocupa el todo del tiempo evitando que sea visto como una alternativa entre varias ocupaciones.
  4. En San Pablo, la vocación ministerial era tan definida que descuidarla significaría juicio para el:  “Pues si anuncio el Evangelio, no tengo porque gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mi si no anunciare el Evangelio ¡” (1 Corintios 9:16)
  5. Fue tan definida esta vocación que produjo cambios fundamentales:
    1. De perseguidor de la iglesia, vino a ser su más dinámico defensor.
    2. De fariseo se convirtió en el teólogo más sincero y esclarecido que el cristianismo ha tenido.
    3. De enemigo de Jesús, en siervo y apóstol.
    4. De virulento destructor, en su más apasionado e incansable misionero: “Desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilirico, todo lo he llenado del Evangelio de Cristo” (Romanos 15:19)
      El tipo de tareas heroicas típicas en el ministerio solamente las realiza quien tiene un concepto definido de su vocación.

III. Una vocación apasionada

  1. Este apasionamiento es como un fuego en el alma: “Y dije: No me acordare más de él, ni hablare más en su nombre; no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; trate de sufrirlo, y no pude” (Jeremías 20:9).
  2. Este apasionamiento lleva al ministerio siempre hacia adelante: “Y que anunciaremos el Evangelio en los lugares más allá de vosotros…” (2 Corintios 10:16).

Conclusión: ¿Son estas las cualidades que identifican tu vocación ministerial?

Este material ha sido recopilado  y preparado por el Pastor Luis M. Hidalgo .  Usted puede encontrarlo en formato PDF seguidamente solo debe dar click al enlace: Vocacion Ministerial También puede encontrar más material de estudio en Estudiando La Biblia, Sinopsis Espiritual ,  Manantiales Biblicos y Meditaciones

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>